USO Y CUIDADO DE LOS PRODUCTOS

Se debe recordar que el cuero es un material resistente pero requiere de cuidados especiales, si deseas cuidar su apariencia y extender se deben seguir las siguientes recomendaciones:

Hidratar la piel: Existen en el mercado muchos acondicionadores para el cuero que ayudan a hidratarlo y evitan que se resquebraje, un buen tip es poner un poco de crema de manos sin loción de forma homogénea en tus prendas y zapatos de cuero liso para mantenerlos humectados.  

Limpiarlo: El cuero y el agua no son muy compatibles. Si vas a limpiar bolsos o zapatos de cuero debes utilizar un paño húmedo para retirar el polvo y la suciedad y luego aplicar una crema limpiadora especial. No se debe esperar a que se ensucien demasiado para limpiarlos, pues el exceso de mugre puede hacer que se destiña o reseque.

Dejarlos secar de forma natural: Si los zapatos o bolsas se mojan no se deben poner al sol. Se dejan que se sequen en un lugar a temperatura ambiente, lejos de fuentes de calor directa. Evitar el uso de secador para intentar quitarle la humedad. El cambio de temperaturas modifica su estructura química y puede cambiar su forma.

Alejarlo del plástico: Una práctica común pero equivocada es usar bolsas plásticas tipo lavandería para guardar los productos. En el caso del cuero es una mala idea. El plástico no permite que la piel respire y puede generar moho. Si se van a guardar se debe usar la bolsa que la marca suministra como empaque, colocarlos en un lugar especial y ventilado en el armario, preferiblemente oscuro y seco pues la luz del sol o la humedad pueden decolorarlo y dañarlo.

Cepillado: Si el producto tiene cuero de ante o nobuk, es decir, superficies más sedosas que a su vez presentan una mayor sensibilidad a la luz del sol, las manchas y la decoloración. Este tipo de cuero debe cuidarse con un cepillo especial a través de movimientos circulares y un producto limpiador diferente al que se usa para el cuero liso. Lo más recomendable es protegerlo de la suciedad en lugar de eliminarla.

Llevar en carteras y bolsos el peso adecuado: La piel del cuero cede con el peso y la humedad. Si el bolso se humedece entonces es bueno llevarlo liviano, pues al ser una piel flexible, a más peso, más forma perderá.

No se deben aplicar jabón ni productos de limpieza comunes para el mantenimiento de los productos de cuero, únicamente un paño húmedo.No colocar ningún tipo de etiqueta adhesiva en los productos de cuero, es decir, nada que contenga pegante pues se corre el riesgo de alterar el color o dañar su forma.

No aplicar perfumes y lociones tengan contacto con los productos de cuero.